262
post-template-default,single,single-post,postid-262,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.2,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1,vc_responsive
25 Abr

The Daily 360 o la marca que nunca estuvo allí

Quizás lo normal sería que la primera mención en este blog a The New York Times estuviese relacionada con T Brand Studio, el departamento de Branded Content integrado en un medio que sirve de referencia para el resto. Pero, ¿a quién le interesa lo normal?

Hoy vamos a hablar de uno de las últimas propuestas del periódico norteamericano, The Daily 360, una serie de vídeos inmersivos grabados por los propios periodistas del NYT en distintas partes del mundo. Su andadura comenzó el pasado 1 de noviembre con la publicación de ‘In the Rubble of an Airstrike in Yemen’, un vídeo que mostraba los estragos de la guerra en Sana (Yemen) desde la óptica del fotógrafo ganador del Premio Pulitzer, Tyler Hicks, y del reportero Ben Hubbard. Desde entonces, el periódico no ha faltado a su palabra de hacer una publicación diaria.

En estos vídeos grabados en 360º el espectador se convierte en el protagonista absoluto. Está colocado en el centro de la acción y puede dirigir el objetivo hacia dónde le interese: arriba, abajo, ver qué es lo que hay detrás de él… De esta manera es capaz de meterse en la piel de un chaval de 3 años que está de vacaciones en la nieve con su familia, compartir mesa con una mujer que se esconde para no ser deportada de EEUU, huir de Boko Haram a bordo de una camioneta, pasear por el misterioso bosque de los árboles curvados o practicar ‘sandboarding’ en el desierto de Huacachina.

Los vídeos resultan casi poéticos (con melodías suaves, voces apagadas, sonidos huecos…) acompañadas de pequeñas píldoras de texto que sobrevuelan a los protagonistas…

Son reportajes en pequeño formato en los que priman las imágenes y en los que no ha sido necesario hacer un gran despliegue de medios para conseguir resultados espectaculares.

Es, en definitiva, un perfecto ejercicio de branded content: la marca aparece sólo fugazmente al comienzo de la reproducción, no se habla del producto -la Samsung Gear 360 que emplean los periodistas para grabar las historias-, ni siquiera se ve, pero el contenido transmite perfectamente lo que la marca quiere que se asocie con él: aventura, ausencia de límites,  versatilidad, portabilidad, calidad de imagen, resistencia…

Este proyecto se enmarca dentro de la apuesta del periódico norteamericano por integrar la realidad virtual en su día a día -en 2015 lanzó la aplicación NYT VR– pero lo más importante es que su objetivo no es publicitario -aunque termine siéndolo- sino divulgativo.

Por suerte para todos, el New York Times siempre intenta innovar en la forma en la que cuenta sus historias y lo hace siempre de una forma exquisita. Póngase cómodo y disfrute con estos dos ejemplos: 25 Songs that tell us where music is going y Fourteen Actors Acting.

NO HAY COMENTARIOS

Escribir comentario